cambia-tu-visión-de-los-idiomas

Yo no valgo para eso. Jamás conseguiré mantener una conversación en inglés. ¿Para qué necesito saber otro idioma? No pienso perderme el verano yendo a estudiar inglés al extranjero. Si eres de los que en alguna ocasión ha pronunciado alguna de estas palabras, aquí te dejamos las cinco perlas que harán que cambies de opinión.

  1. Quema tus apuntes de inglés. El principal error con el que se encuentran la mayoría de nuestros alumnos, es la forma de entender el porqué y el para qué de los idiomas. Desde pequeños se nos impone la idea de los idiomas como una asignatura más del colegio o de la carrera, como un examen más que tenemos que aprobar sufriendo y metiéndonos “a capón” la tediosa lista de verbos irregulares. Sólo cuando entendamos que los idiomas son una herramienta viva de comunicación podremos de verdad aprenderlo y la única forma de conseguirlo es saliendo, viajando, y relacionándose, no metido en un aula.
  2. Vive experiencia de tu vida. Porque tus años de estudiante tienen fecha de caducidad, aprovecha al máximo cada minuto, de cada experiencia, de cada oportunidad que tengas. Viajar fuera de tu zona de confort, conocer otros estudiantes que tienen tus mismas edades, gustos e inquietudes mientras conoces gente única, es un hecho al alcance de unos pocos que no se va a volver a repetir en otras etapas de tu vida. Al menos de igual forma.
  3. Piensa, siente pero enamórate. Si bien es cierto que en la adolescencia todo se presenta más complejo y emocionante, imagínate vivirla a miles de kilómetros de tus padres, de tus amigos y de tus compañeros del equipo. Todo se magnifica y se hace más difícil, pero precisamente por eso nos resulta tan excitante conquistar nuevos retos.
  4. Déjate llevar y conoce. Porque lo más difícil es dar el primer paso, olvídate de los miedos y distracciones que puedas tener. Aparca el sentimiento de dificultad y reticencia a los idiomas, pues sólo saliendo y viajando al extranjero te darás cuenta del gran favor que tú mismo te hiciste cuando decidiste dar el primer paso.
  5. Sigue la teoría del máximo espectro. Según decía un antiguo profesor de universidad, cuanto más abramos nuestro abanico de experiencias, más posibilidades tendremos de encontrar gente única y extraordinaria.

Si te animas y quieres encontrar algo de información acerca de viajes y cursos de idiomas en el extranjero, puedes pinchar aquí.