LENFEX_aprender-idiomas

Hoy en día saber un idioma diferente al nativo es fundamental para nuestro futuro laboral, académico y personal. Si te gusta viajar y conocer diferentes lugares del mundo necesitarás entender y poder comunicarte, al menos en inglés que es el idioma de uso más universal.

Pero, ¿cuándo es mejor empezar a aprender un idioma? La respuesta es muy sencilla: cuanto antes mejor. Si queremos dominar uno o varios idiomas lo mejor es que nos pongamos manos a la obra desde jóvenes, pues nos será mucho más fácil aprender de forma natural y divertida el idioma.

En Lenfex contamos con nuestro programa de miniestancias escolares para que desde joven empieces a impulsar el aprendizaje de un idioma extranjero. Además, disfrutarás de la experiencia de vivir una auténtica inmersión lingüística en el extranjero.

¿Por qué es más fácil aprender un idioma cuando eres joven?

  • Mayor capacidad para asimilar el acento. Cuando somos jóvenes somos mucho más receptivos a la hora de captar sonidos, estímulos, etc. Nuestro cerebro es una esponja que quiere absorberlo todo. En este sentido, la capacidad de adquirir el mismo acento que un hablante nativo va reduciendo conforme nos vamos haciendo mayores desde la pubertad.
  • Más tiempo para dedicar al aprendizaje del idioma. El tiempo es muy valioso y cuando somos adultos muchas veces no tenemos el tiempo que querríamos para aprender nuevos idiomas o disfrutar de otras experiencias y nos arrepentimos de no haber aprovechado lo suficiente cuando éramos más jóvenes y teníamos todo el tiempo del mundo. Cuando somos jóvenes tenemos el tiempo y la energía para dedicarnos en cuerpo y alma al aprendizaje de un idioma, a viajar y vivir experiencias de inmersión lingüística en otros países que nos pueden cambiar la vida.
  • Los jóvenes no tienen miedo a nada. Si algo caracteriza a los jóvenes es que se atreven con todo y tienen una actitud de estar dispuestos a aprender, a viajar y a vivir nuevas experiencias. Además, tienen menos miedo a cometer errores. ¡Equivocarse forma parte del proceso de aprendizaje! Además, es lo que nos motiva a seguir aprendiendo un nuevo idioma. Precisamente este miedo es lo que detiene a los estudiantes más adultos a la hora de aprender un idioma y nos sentimos más ridículos cuando pronunciamos o hablamos en otro idioma por miedo a equivocarnos.

Aprender un nuevo idioma es apasionante y actualmente hay muchas opciones para que los jóvenes empiecen cuanto antes de una forma divertida y eficaz. Con las miniestancias escolares de Lenfex aprenderás inglés al tiempo que descubres otro país, otra ciudad y conoces a gente de diferentes partes. ¡Anímate a vivir esta aventura con Lenfex!