dublin_mxm_mini_mini_mini_mini

Dublín es la capital de la República de Irlanda y la ciudad más poblada de la isla. Está ubicada cerca del centro de la costa este sobre el mar de Irlanda, en la desembocadura del río Liffey.

Te embelesará al conocerla. Aunque algún día tengas que abrir el paraguas, el calor de su gente y su ambiente acogedor hacen que sean razones más que suficientes para venir a conocer esta maravillosa ciudad y realizar un curso de verano en el extranjero.

El grupo, como siempre, saldrá desde Madrid y volará hasta Dublín, donde un autobús los recogerá y los llevará a Malahide, al norte de Dublín, la zona donde se alojarán nuestros alumnos. Ahí comenzarán tres semanas de diversión, nuevas aventuras y aprendizaje del idioma.

Ya alojados con nuestras queridas familias nativas de Dublín comenzarán con sus clases diarias y sus actividades de tarde. Tendrán una ruta escolar que les llevará y les traerá todos los días a sus casas.

Las clases serán dinámicas, con juegos, presentaciones, trabajos y mucha conversación para que nuestros alumnos aprendan divirtiéndose y hagan oído. La escuela es un edificio moderno y espacioso que tiene capacidad para un máximo de 1000 estudiantes durante todo el año académico. Sin duda, esta es una de las mejores escuelas en Dublín, tanto por sus enseñanzas como por sus instalaciones. El curso, como siempre, consistirá en 20 lecciones semanales de 45 minutos.

Respecto a las actividades podremos tener clases de navegación, paseo en bicicleta y todo tipo de talleres diferentes. Además, tendrán excursiones de tarde tales como una visita a Howth o un tour por Dublín. Esto son solo unos pocos ejemplos de lo que podrán disfrutar todas las tardes en esta increíble ciudad.

Cada sábado tendremos una excursión de día completo donde visitaremos lugares tan increíbles como el parque de Glendalough, oculto entre la exuberante vegetación del Parque Nacional de las Montañas de Wicklow y que es una de las más preciadas joyas del Ancestral Este de Irlanda.

El monasterio fundado por San Kevin en el siglo VI se convirtió en uno de los grandes centros de enseñanza de la Irlanda cristiana primitiva. Los domingos podrán disfrutar de sus familias nativas realizando las actividades con ellos y, sobre todo, aprendiendo inglés.

Y es que Dublín es un lugar con cantidad de opciones para visitar, divertirse y aprender. Nuestros queridos alumnos pasarán tres semanas geniales acompañados de nuevas experiencias, aventuras, mucho aprendizaje y maravillosas amistades que recordarán siempre.

No dudes en participar en este gran viaje donde además de aprender disfrutaras de esta preciosa ciudad. ¡No te lo pierdas!