2

¡Buenas a todos otra vez!

Ya hace una semana de la última entrada de Dublín y no hemos parado de hacer cosas desde entonces!

¿Cómo aprender inglés en Dublín? De la mejor manera, ¡disfrutando!

Cerramos la semana habiendo asistido a talleres de madera, ciencia, electrónica, manualidades, hiphop y cocina, es impresionante verles trabajar, el interés que ponen y sin duda todo lo que han aprendido en estos días.  Cuando vuelvan a España os podrán deleitar con una buena tarta de manzana,  o haceros un soporte para el teléfono.

1

Las actividades de tarde de esta semana han sido la Bolera y el Funtasia, un parque acuático en el que todos lo pasamos en grande,  eso sí,  llegamos cansadísimos a casa y con unas ganas locas de tirarnos en la cama

De turismo por Dublín

El miércoles,  después de comer,  fuimos a conocer Dublín, unos simpáticos guías nos llevaron a los rincones con más encanto de la ciudad y tuvimos algo de tiempo para hacer compras, ya os imaginareis que para la mayoría, sea cual sea, siempre es poco tiempo para perderse por las tiendas de souvenirs, todos queremos esa camiseta con los tréboles  o el famoso duende Leprenchaun.

Vamos con el fin de semana. Sin duda ha sido muy ajetreado, pero ha merecido la pena. ¡Este viaje a Irlanda está resultando de lo más entretenido!

El sábado hubo que madrugar algo menos para empezar la mañana con un paseo por los jardines del castillo de Malahide y unos juegos con bicis después. Una vez habíamos comido, partimos rumbo a Howth. El tiempo nos acompañó durante todo el día y esto nos regaló unas fotos preciosas de aquella tarde.

El domingo ha sido absolutamente agotador. Como seguramente ya os hayan  contado,  fuimos de excursión a los Acantilados de Moher, en la otra costa de Irlanda. Esos 300 km de autobús han dado tiempo para dormir, comer, reír e incluso hacer alguna foto, pero sobre todo disfrutar de las espectaculares vistas que nos ofrecía el lugar porque , aunque no nos hizo un día excelente, el tiempo nos dejó una bonita estampa de los acantilados. Ya de vuelta hicimos una parada en The Burren,   un parque natural con un relieve muy particular.

3