la-mejor-edad-para-realizar-una-primera-experiencia-con-el-inglés

Una de las preguntas más recurrentes entre nuestros padres y madres consiste en saber cuál es la edad mínima apropiada para realizar un curso de idiomas en el extranjero.

Mi respuesta siempre es la misma: aquella en la que vuestro hijo/a se encuentre preparado.
En muchas ocasiones nos damos cuenta que el miedo a afrontar estas primeras salidas es mayor en los padres que en los propios alumnos.
Si bien es cierto que no existe ninguna edad mínima recomendable, lo más importante es poner el foco en cómo plantear y organizar esa primera salida. Cada vez son más jóvenes los alumnos que optan por esta clase programas frente a otras alternativas idiomáticas.
Este hecho viene marcado por la profunda sensibilización que tenéis los padres por la educación de vuestros hijos/as en general y con el compromiso que tenéis porque dominen una segunda o tercera lengua extranjera.
Como avanzaba unas líneas más arriba, es fundamental cumplir con las expectativas y garantías que nuestros hijos/as puedan tener en esta experiencia.
Como si del primer beso se tratase, esta primera experiencia en el extranjero va a marcar el resto del camino de su vida personal, académica y profesional.
Para conseguir esto es muy recomendable que vuestro hijo/a se sienta partícipe de la organización del viaje, que no sea una imposición marcada desde arriba y que él mismo pueda marcar los ritmos.
Nuestra segunda recomendación iría encaminada a realizar esta experiencia de la forma más controlada posible.
En la medida que podamos, si la propia organización del viaje lo permite, es muy aconsejable plantear una primera salida dentro de los programas de inmersión lingüística que cada vez más centros escolares españoles están introduciendo en su programación. Viajes de una semana de duración, con los propios profesores del centro y, lo que es más importante, con los propios compañeros de clase.
Con estos programas se consigue minimizar el impacto de vernos fuera de nuestra zona de confort en un nuevo destino extranjero. Puedes ampliar más información acerca de estos programas haciendo click aquí.
Escogiendo un destino apropiado para cada perfil de alumno y llevando una buena planificación, no sólo de un primer viaje sino de todo un proceso, podemos conseguir que nuestros hijos/as puedan y quieran afrontar este tipo de experiencias con mayor entusiasmo y seguridad.