miniestancias escolares en el extranjero

Optar por las miniestancias escolares para aprender idiomas es un muy buen primer paso para empezar a viajar y a la vez aprender. Introducir a los alumnos en este tipo de inmersión lingüística sin duda mancará un antes y un después. No solo les hará apreciar el idioma y su aprendizaje,  también se iniciarán en una aventura que podrán repetir todos los veranos. En este tipo de programa permitirá a los alumnos disfrutar de la experiencia con compañeros y profesores.

También es una buena opción como propuesta de viaje  de fin de curso ya que puedes realizar el viaje con los compañeros de clase a la vez que refuerzas el material didáctico aprendido a lo largo del curso.

En este tipo de cursos de inglés para niños, Lenfex ofrece diferentes destinos según la edad de los alumnos con el fin de adaptar el material didáctico y las actividades a realizar durante la estancia, buscando que sean acordes con sus intereses.

Menores de 12 años: los mejores de 12 años tendrán la oportunidad de realizar una miniestancia escolar para aprender inglés, alemán o francés.  Los cursos de inglés para niños podrán desarrollarse en diferentes destinos: Irlanda y Reino Unido, ambos destacan por su alto nivel docente reconocido a nivel internacional.

Entre 12 y 17 años: combinado la diversión con la educación los alumnos vivirán una experiencia inolvidable. En este caso  la miniestancia escolar para aprender idiomas puede desarrollarse en diferentes países Canadá, Estados Unidos, Irlanda y Malta.  Aunque todo dependerá el idioma que se aprenda ya que también se puede optar por francés y alemán.

Optar por cursos de verano en el extranjero para niños es la mejor opción para fomentar el aprendizaje y hacerlo de forma divertida así como  el espíritu de equipo, durante el viaje los compañeros se unirán más que nunca.

Por otro lado, es una forma de conocer nuevas culturas y abrir la mente a lo desconocido y conocer nuevas amistades.