Augsburgo con Lenfex

El inglés no es el único idioma con múltiples posibilidades para estudiar en el extranjero, existen otras lenguas como el alemán con diferentes destinos a Alemania donde practicarlo, ya que es el idioma oficial en siete países.

Y es que con más de 90 millones de hablantes en todo el mundo, esta lengua indoeuropea ha adquirido tal importancia que se ha convertido en una de las oficiales de la Unión Europea, es el segundo idioma germánico más hablado después del inglés y el primero en el continente europeo, por encima del francés y del inglés.

Esta importancia nace de la riqueza que aportan la variedad de dialectos hablados en los diferentes países y regiones en los que el alemán es el idioma oficial, y que lo convierten en una lengua pluricéntrica. Y es que además de existir diferentes variedades del Hochdeutsch o alemán estándar, dentro del propio país, este idioma también tiene variedades nacionales y existen múltiples diferencias entre el alemán de Alemania, el de Suiza y el de Austria. ¡Vamos a conocer más a fondo la heterogeneidad tan sorprendente de esta lengua!

Cuántos dialectos alemanes hay

La riqueza de este idioma es tal que además de diferenciar entre las múltiples formas de la lengua en Alemania, Suiza y Austria, dentro del propio país germano ya existen innumerables variedades regionales que se diferencian del alemán estándar. Y aunque en la lengua escrita resulta muy complicado descubrir que variedad se está empleando, sí que existen características en la lengua hablada que nos permiten descifrar de qué dialecto se trata.

Benrath se denomina a la línea que separa los diferentes dialectos que se dividen en dos grupos: “bajo alemán” y “alto alemán”. Esta separación la provoca un cambio en la lengua germánica que sufrieron en el año 500 d.C los pueblos situados al sur de esta línea y cuyos dialectos han dado lugar al alemán actual. De los dialectos hablados en los pueblos al norte de la línea de Benrath surgieron, entre otros idiomas, el inglés y el neerlandés.

El alto alemán cuenta con 16 dialectos -que a su vez se dividen en otros subdialectos-: bávaro, fráncico renano, nordhessisch, nittelhessisch, osthessisch, fráncico ripuario, fráncico del Mosela, fráncico oriental, alto sajón, nordobersächsisch, thüringisch, schlesisch, hochpreußisch, alemán de pensilvania, belgranodeutsch y el alemánico.

Por su parte, el bajo alemán tiene dos variedades: el bajo sajón y el bajo fráncico.

Esta multiplicidad lingüística viene muy influenciada por los dialectos locales a los que empezaron a sustituir a partir del siglo XIX, lo que hace aún más compleja la riqueza de esta lengua.

El alemán de Suiza

Si el alemán de Alemania se nos queda corto, en Suiza, en Liechtenstein y en zonas fronterizas de Austria tendremos la oportunidad de aprender otra variedad de este idioma: el suizo alemánico.

Esta forma del “alto alemán” tiene un uso muy extendido en Suiza, sin diferenciaciones entre clases sociales y normalmente se emplea en la comunicación hablada y no tanto en la escrita. A pesar de no ser un signo de inferioridad social, el dialecto es sustituido por el alemán estándar en el Parlamento, en programas informativos o en la educación.

Aunque el suizo alemánico no presente dificultades para un alemán de habla estándar, sí que posee variaciones gramaticales que lo diferencian del Hochdeutsch, por ejemplo: no hay pretérito del indicativo, pero sí uno del subjuntivo; el orden del sintagma verbal puede variar; etc.

En cuanto a vocabulario, destaca la influencia del francés y del inglés. Muchas palabras relativas a la tecnología mantienen su forma anglófona, a diferencia del alemán estándar que acuña un nuevo término. Por ejemplo, “ordenador”: en inglés es “computer” al igual que en el alemán de Suiza, sin embargo en el alemán de Alemania es “rechner”.

Estas variaciones con el idioma estándar son aún más acentuadas en los diferentes dialectos regionales de Suiza donde existen diferencias muy marcadas en fonología, léxico y gramática.

Si decides viajar a Suiza tienes aún más variedad de dialectos en los que aprender el alemán.

El alemán de Austria

No ocurre lo mismo en Austria. En este pequeño país, solo existe un dialecto, el llamado alemán austriaco, una variedad de la lengua germana que procede del austro-bávaro y cuyas características no difieren demasiado del alemán estándar, permitiendo así la comunicación fluida entre austriacos y alemanes.

Al igual que en el suizo alemánico, en el austriaco también existen diferencias fonológicas y gramáticas, pero su mayor variación se produce en el vocabulario administrativo y legal, y en términos culinarios. De esta forma, tomates será “paradeiser” en Austria y “tomaten” en Alemania; y patatas se dice “erdäpfel” en Austria y “kartoffeln” en Alemania. Existen también diferencias en los meses del año, como por ejemplo enero, escrito “Jänner” en Austria y “Januar” en Alemania.

Estas escasas diferencias con el Hochdeutsch favorecen el aprendizaje del idioma estándar para cualquier estudiante que decida viajar a Austria para aprender alemán. Una opción muy escogida para aquellos amantes de la belleza de la ciudad de Viena.

¿Dónde estudiar alemán?

Y ahora nos surge la gran duda ¿cuáles son los mejores destinos para estudiar alemán en Alemania?

Está claro que Berlín es una de las opciones más elegidas. La ciudad es barata, multicultural y posee una amplísima oferta de educación y ocio para todos sus visitantes. Pero no es la única. En Franckfurt también te vas a encontrar con todas las ventajas de una gran ciudad. La que podríamos denominar “ciudad alemana de los rascacielos” es moderna y cosmopolita, así que siempre es una buena opción para estudiar alemán en ella.

Si uno de los aspectos que te atrae de Alemania es su conocido “Oktöberfest”, tu destino tiene que ser Munich. La capital de la región de Baviera ofrece unos preciosos paseos por su centro histórico y una estupenda oportunidad para aprender alemán disfrutando de una buena cerveza.

Augsburgo, Hamburgo o Colonia son otras maravillosas ciudades para aprender alemán en Alemania, pero hemos visto que existen muchísimos destinos más donde estudiar este increíble idioma. ¿Dónde escoges aprenderlo tú?