Candela monitora Lenfex, Dublín

Este destino, desde mi punto de vista, lo tiene todo.

Dublín es una ciudad con mucho encanto, muchas cosas que visitar y muy acogedora. Yo no la conocía antes de ser monitora allí y me maravilló. Todo está relativamente cerca. Los chavales se acostumbraron enseguida a la zona y aprendieron a moverse perfectamente.

Este destino de Lenfex tiene una combinación perfecta que a los chicos les encanta y les resulta muy fácil adaptarse a ella.

Vivir en familias acogedoras localizadas en núcleos rurales a no más de 15 minutos en tren de Dublín hace que el día a día de los alumnos sea mucho más dinámico pues se sienten más ‘libres’ a la hora de moverse. Al final son ellos los que van a vivir una experiencia fuera de casa durante 3 semanas y tiene que ser lo más enriquecedora posible; tienen que aprender inglés, probar cosas nuevas… etc. y sobre todo divertirse.

La escuela en Dublín es BRUTAL. De verdad. Los métodos de enseñanza que utilizan van más allá de lo que yo había visto en otras escuelas. Motivan a los chavales a trabajar en inglés todo el tiempo. Se apoyan mucho en las nuevas tecnologías, lo que a los chicos les suele encantar. Llevan a cabo proyectos semanales en cada clase… un blog, un cortometraje… etc. Además, las actividades que hacen por la tarde en la misma escuela siguen también esta línea. Nunca uno de mis niños me contó que se había aburrido y eso dice mucho, pues todos sabemos que en ciertas edades los chicos no se adaptan a todo como nos gustaría. El personal y los profesores son lo más, yo me sentí como en casa desde el minuto uno.

Volviendo a la localización y en cuanto a las actividades incluidas en el programa, al estar tan cerca de Dublín, hicimos diferentes tours por la ciudad y llegamos a conocer la ciudad y sus entresijos bastante bien. Pero además visitamos un sinfín de sitios a no más de dos horas de Dublín que nos dejaron siempre sin palabras, como el valle de Glendalough.

En resumen, fuimos felices en Dublín. Lo pasamos genial. Mi grupo de niños fue un grupo excelente que hizo del destino un poco más acogedor si cabe. Volvería sin dudarlo. Irlanda tiene un duende que sin duda hay que conocer.