Lenfex_alumna_destino

¡Hoy os presentamos a Cristina!, una joven que durante toda su vida ha realizado múltiples viajes de inmersión lingüística. Comenzó en el colegio realizando varios viajes a campamentos en España de inmersión lingüística, siguió sus estudios con una inmersión en grupo en verano a Kilkenny (Irlanda) durante tres semanas con una familia nativa, y ahora ha completado este recorrido ¡Realizando un año académico en EEUU! Ahora nos cuenta cómo ha sido su experiencia en el extranjero.

¿Por qué te decidiste a realizar todos estos viajes?

Siempre me han interesado los idiomas, y desde pequeña mis padres me han inculcado que el inglés es muy importante. Desde muy pequeña he tenido clases particulares con profesores y profesoras nativas, por eso, en cuanto nos daban la opción en el colegio de hacer un viaje de inmersión lingüística, siempre me apuntaba, ya que pasaba una semana en un campamento con toda mi clase y me lo pasaba muy bien. Y cuando fui algo más mayor, mi madre me propuso ir a Irlanda, y como yo me veía preparada, acepté, además, me gusta viajar y esto era una oportunidad buenísima de aprender inglés.

¿Y qué tal fue el primer viaje al extranjero que realizaste?

El primer viaje al extranjero fue a Irlanda, en Kilkenny, donde me acogió una familia irlandesa maravillosa, con tres hijas pequeñas con las que me lo pasé súper bien y aprendí muchísimo con ellas. En ese viaje en general, hice muchísimos amigos y marcó un antes y un después en mi inglés.

¿Te sentiste respaldada por Lenfex y por tu monitora durante el viaje?

Totalmente. Me acuerdo de haber tenido mucho apoyo para lo que fuera que necesitara, aunque honestamente, no necesité mucha ayuda debido a que mi familia me acogió muy bien y me ayudaron en todo.

¿Te sentiste cómoda con la familia que te recibió?

Sí, sinceramente me encantó mi familia y aunque fueran sólo 3 semanas, les cogí mucho cariño. Tenían una casa muy bonita y grande, dónde estaban muy acostumbrados a tener estudiantes de distintos países, y eran muy acogedores.

Realizaste actividades en Kilkenny, ¿Qué te parecieron?

Realizamos unos tres viajes a tres ciudades de Irlanda, entre ellas Dublín y también excursiones, una discoteca organizada por el colegio, una carrera de galgos, etc. Me parecieron muy divertidas, aprendías cultura sobre el lugar y te lo pasabas bien con tus amigos.

¿Nos podríais contar alguna anécdota divertida de tu estancia durante este año en EE. UU?

La verdad es que muchas, este país puede ser bastante más peculiar de lo que parece, pero una en especial fue cuando estábamos en Halloween, haciendo ¨Trick or Treat¨ con un grupo de amigas por mi vecindario, y en una casa en concreto te dejaban entrar y tenían todo un banquete con canapés de todo tipo, una tarta gigante, paquetes de chuches gigantes y barras de chocolate enteras.

¿Recomendaríais viajar al extranjero para estudiar inglés? ¿Por qué?

Totalmente. Creo, sinceramente que es el único modo de realmente hablar un idioma con fluidez. Ya no solamente porque lo estas escuchando constantemente, sino porque una lengua es mucho más que solo las palabras y la gramática. Además, es la forma más rápida de aprender yo tengo muchísimos amigos que vinieron a Estados Unidos sin saber prácticamente nada de inglés, y después de un año ya hablan inglés perfectamente y hasta piensan en inglés frecuentemente.

¿Te ha costado adaptarte durante este año? ¿Has hecho muchas amistades?

Es verdad que me costó adaptarme los primeros meses, más que por el idioma, por la cultura pero poco a poco vas haciendo amistades, vas conociendo a gente diferente y ahora mismo tengo muchísimos amigos que tendré para toda la vida y he conocido a muchísima gente muy interesante.

¿Dónde te ves dentro de 10 años? ¿Crees que vivirás en el extranjero?

No tengo muy claro en dónde me veo en 10 años, pero si algo he aprendido de esta experiencia, es que no me gustaría vivir en un lugar fijo toda mi vida, y esta experiencia me puede ayudar mucho con esto.