Dublin-castillo

Las miniestancias son una parte muy importante de nuestra empresa; Lenfex. Comenzamos con este producto hace más de 13 años y hoy en día seguimos trabajando para mejorar estas salidas y dar mejor calidad al programa. Para Lenfex es esencial que cada centro escolar que viaja con nosotros, se sienta atendido en todo momento y sepa que nuestra prioridad es el bienestar de cada uno de los alumnos que confían en nosotros. Hoy queremos compartir con vosotros la experiencia de Roberto, profesor de inglés, actualmente en el IES Camilo José Cela de Pozuelo de Alarcón, pero que ha viajado con nosotros nada más y nada menos que con 5 centros diferentes a lo largo de nuestra dilatada colaboración.

Confianza en Lenfex

Hace ya muchos años que nos conocemos y colaboramos contigo y tus compañeros de los diferentes departamentos de inglés a los que has pertenecido. ¿Qué es lo que te dio confianza para comenzar a ofertar nuestros viajes a los alumnos de tu primer centro escolar?

Todo comenzó con una recomendación de una antigua compañera que ya había viajado con Lenfex en el centro en que se encontraba en ese momento. Contactamos con vosotros y nos pareció bien vuestra propuesta (sobre todo por el carácter global de la misma), por eso decidimos llevarla a cabo… ¡y no nos equivocamos!

Trato al cliente

Desde Lenfex, queremos tener un trato cercano y personalizado con todos nuestros clientes. ¿Cómo definirías la relación entre el equipo de la empresa y el IES Camilo José Cela?

No lo reduciría sólo a mi centro actual, sino a todos en los que he trabajado y desde los cuales hemos llevado adelante viajes con Lenfex. El trato siempre ha sido exquisito y atento a las necesidades particulares de cada caso.

Inmersión lingüística

¿Qué es lo que más valoras, como profesor de inglés, de las miniestancias?

La oportunidad de poner en práctica el lenguaje en un entorno real, lo que permite al alumno entender para qué sirve el estudio de un idioma extranjero. Las condiciones además son óptimas porque combinan todos los aspectos esenciales del aprendizaje de un idioma extranjero: el lingüístico (gramática, sintaxis, vocabulario… en las clases), el socio-cultural (estancia en familias, visitas turísticas y culturales, …), y cómo no, también el lúdico. Es evidente que la experiencia además contribuye al desarrollo integral del alumno, sobre todo en lo que se refiere a incrementar su autonomía y ganar madurez.

Beneficios de la inmersión lingüística para los alumnos

¿Crees que este tipo de salidas es beneficioso para los alumnos? ¿Por qué?

Para muchos alumnos son una estupenda manera de tener un primer contacto con el mundo anglo-sajón, y de poder poner en práctica “in situ” sus conocimientos del idioma. La gran mayoría de los alumnos con los que he viajado se han dado cuenta de que sabían más inglés del que creían, y se han sentido muy contentos al comprobar la utilidad de sus conocimientos para desenvolverse en un país extranjero. Estas miniestancias son muchas veces la semilla que luego germina en estancias posteriores (verano, años escolares, trabajo, etc.), ya que todos vuelven con muchas ganas de regresar de uno u otro modo. Incluso para los alumnos que ya habían viajado al extranjero antes, las circunstancias de estos viajes los convierten en una valiosa y enriquecedora experiencia.

Anécdotas graciosas de las miniestancias

¿Nos podrías contar una anécdota graciosa que hayas vivido en alguno de los viajes?

Pues ha habido muchas pequeñas anécdotas, como un olvido de la documentación de algún alumno en el aeropuerto (y el estrés propio del momento), encontrarte bailando danza irlandesa con tus alumnos (y luego descubrir que han subido a Instagram tus movimientos de cadera) o las risas que produce averiguar los malentendidos que tienen lugar en muchas familias con los chicos, por eso del idioma (sobre todo con la comida).

Enfrentarse a imprevistos

Normalmente los viajes de las miniestancias son tranquilos y no suele haber ningún altercado, pero como todos sabemos la “Ley de Murphy” ronda en cualquier situación. ¿Crees que en esos momentos Lenfex está a la altura de la situación?

Afortunadamente nunca nos ha sucedido nada grave en todos los viajes que he realizado con Lenfex, pero por supuesto que ha habido situaciones “delicadas” que resolver en alguna que otra ocasión, y en todas y cada una de ellas puedo decir que la respuesta de Lenfex ha sido plenamente satisfactoria.

Destino: Dublín

El destino que habéis elegido este año ha sido Dublín en Irlanda, ¿qué destacarías de la ciudad?

Dublín resulta un destino muy cómodo para este tipo de viajes, ya que no es una gran ciudad y moverse con grupos numerosos es factible. Además, el área metropolitana cuenta con zonas preciosas y muy prácticas para la ubicación de los alumnos en familias (este año en Malahide todos hemos estado más que contentos), además de bien comunicadas por transporte público con el centro de Dublín.

¿Recomendarías a Lenfex?

Si tuvieras que recomendar esta experiencia Lenfex a una persona de tu entorno, ¿Cuál sería tu principal motivo de recomendación?

Estas miniestancias permiten a muchas familias enviar a sus hijos al extranjero con una serie de garantías (entorno académico, acompañado por sus profesores, clases, estancias en familias, visitas, …), que convierten normalmente esta experiencia en algo inolvidable para ellos. Muchos compañeros docentes han enviado a sus propios hijos, y yo estoy convencido de que si puedo haré lo mismo cuando llegue el momento, qué mejor recomendación que esa.

Próximo destino

¿Qué destino tienes en mente para la próxima salida? ¿Por qué?

Todo dependerá mucho del centro y de sus características, pero la verdad es que me encantaría volver a Londres, y sobran los motivos ya que esta ciudad no deja indiferente a nadie.

Describe en 3 palabras…

Para cerrar, ¿nos podrías definir en tres palabras la experiencia Lenfex?

Seriedad / Éxito / Calidad