Entrevista a Yago, monitor de Lenfex

Entrevistamos a Yago, uno de los #MonitoresLenfex. Una persona dinámica y con ganas de involucrar en todos los aspectos del viaje a cada uno de los estudiantes. Todos los jóvenes que han estado con él en el extranjero, han venido encantados de poder compartir una experiencia tan especial.

  1. ¿Qué es lo que te ha movido a participar en este programa como monitor?

Me encanta viajar, sea donde sea y cuando sea. Por otro lado, soy profesor y me gusta señalar a los campistas aspectos sobre otras culturas, música, conocimientos generales e historia. Me gusta darles el coraje para que interactúen con otras personas que no hablan su mismo idioma. Quien algo quiere algo le cuesta.

2. ¿Qué es lo que más te gusta de trabajar con chicos jóvenes?

Creo que la vitalidad. En Dublín no paramos ni un día. Si no estábamos en la playa, estábamos con las bicicletas o preparando excursiones.

3. Como ya sabes, en Lenfex apostamos por los grupos pequeños, donde ponemos nombre y apellidos a todos los estudiantes con quienes trabajamos. ¿Crees que merece la pena seguir apostando por nuestra estrategia de grupos reducidos? ¿Por qué?

Totalmente. Pude darles un trato personal a todos y cada uno  de ellos. Éramos una pequeña familia, que al ser reducida, nos podíamos organizar sin problema alguno.

4. Dada tu experiencia personal como participante en este tipo de viajes, ¿cómo te has sentido formando parte del staff?

Lenfex lo ha hecho todo muy llevadero. Hubo una semana que no me puse en contacto con el staff en España tan si quiera. No tenía ninguna duda. Ya sabes lo que dicen “No news mean good news”.

5. ¿Nos puedes contar alguna anécdota graciosa que os haya ocurrido durante el viaje?

¿Cuál elegir? Creo que cuando decidimos ir a un centro comercial el primer fin de semana. No nos conocíamos muy bien la zona y no sabíamos dónde coger el bus de vuelta exactamente. Hicimos equipo y preguntamos a varias personas. Cada uno tenía algo que comentar con las personas a las que pidieron ayuda. Creamos una especie de vocabulario propio.

6. ¿Cómo valorarías el soporte y forma de trabajar por parte de la Escuela de Donabate?

Están muy bien equipados. Hacía mucho que no veía un colegio con tantos recursos. La forma de trabajar se centraba en las nuevas tecnologías. Los chicos diseñaban y montaban vídeos. Era una creación de contenido constante.

7. Has sido #monitorLenfex durante tres semanas de estancia en Dublín. ¿Qué características tiene esta ciudad para ofrecer a los estudiantes que quieren mejorar su inglés?

Al quedarnos en “host families” el inglés es llave para cualquier tipo de situación. Nos juntamos con muchas nacionalidades y el inglés era la lengua franca. En Dublín no encuentras a tantos españoles como en otras capitales. Al menos por el momento.

8. Todos nosotros valoramos mucho el tipo de estancia en familias nativas, ya que entendemos que se añade un valor extra al programa de inmersión lingüística. ¿Cómo crees que ha sido la relación y el contacto de los alumnos con sus respectivas familias anfitrionas?

Todos han salido contentos. Algunos tuvieron la suerte de que sus familias también contaban con hijos de la misma edad y pudieron ir a fiestas de cumpleaños o barbacoas. No hay mejor inmersión lingüística que ser parte de esas actividades.

9. ¿Qué ventajas ves en que los jóvenes tengan este tipo de experiencias en el extranjero durante sus años de estudiantes?

Ahora es más fácil vivir estas experiencias y viajar. Les abre la mente y su concepción sobre el mundo.

10. ¿Qué te traes de vuelta en la maleta después de esta experiencia como monitor?

Haber conocido a 11 chicos y chicas que creo que van a conseguir cualquier cosa que se propongan y la satisfacción de que hayan depositado confianza en mí.