opciones económicas para estudiar ingles en el extranjero

Si quieres estudiar inglés en el extranjero tienes muchas opciones más baratas según el destino o el tipo de curso. Además de las muchas formas de ahorro que tienes una vez el destino seleccionado.  Otras opciones son el voluntariado en el extranjero que te permitirá realizar dos labores a la vez: ayudar y aprender. Para alumnos menores recomendamos optar por campamentos de verano en el extranjero baratos que complementen actividades deportivas y de ocio con clases de inglés.

Cursos de inglés en el extranjero baratos gracias a sus destinos:

Malta: es uno de los destinos más económicos. La vida el Malta es bastante más barata que en otros destinos como por ejemplo Canadá. Estudiar en Malta es una combinación perfecta entre ocio y formación. Económicamente hablando es un destino muy asumible.

Reino Unido: sin duda este es el destino por excelencia. Son muchos los alumnos que se decantan por este destino buscando realizar cursos de inglés en el extranjero baratos. Su nivel educativo es muy alto y reconocido internacionalmente. Además la depreciación de la libra actualmente hará que sea aún más económico.

Irlanda: los cursos de inglés en el extranjero están muy valorados en este país. Con una buena calidad de vida y gente amable pero a bajo coste. Irlanda es más barato que Reino Unido y la calidad docente es equiparable.

Cursos Lenfex “dos en uno”

Puedes realizar cursos en el extranjero para aprender idiomas combinándolo con una actividad importante para ti que también tengas en mente. Introducir ambas actividades en un mismo pack es también una forma de ahorro ya que realizarlas por separado supondría duplicar la inversión económica.

Voluntariado en el extranjero: es una forma de hacer un doble viaje cargado de aprendizaje. A la vez que ayudas y realizas una labor humanitaria podrás mejorar tu currículum.

Campamentos de verano en el extranjero baratos: un campamento orientado al  deporte por ejemplo te permitirá desarrollar tus habilidades y además aprender otro idioma y practicarlo las 24 horas del día.

Programas en familia: ¿vas a ir de viaje familiar? Por qué no aprovechar la situación para que todos los miembros de la familia aprendan idiomas. Es una forma de dar un nuevo enfoque a las vacaciones familiares de toda la vida.

Miniestancias escolares: un viaje de fin de curso con una carga importante de aprendizaje. El coste del viaje que se celebra anualmente en la mayoría de los colegios puede ir destinado también al aprendizaje  y a vivir una experiencia de inmersión lingüística.

Cursos de idiomas + prácticas laborales: si estás pensando realizar prácticas laborales pero aún tienes dudas una opción de mejorar doblemente tu currículum es hacerlas en el extranjero.