miniestancia escolar en Reino Unido

Cuando se avecinan las vacaciones escolares de verano especialmente, muchos padres y cada vez más niños, comienzan a pensar en aprovechar esta época para realizar estudios en el extranjero.

 

Ya no solamente se trata de un interés que está en constante crecimiento por parte de los progenitores; en los últimos años los pequeños de la casa también demandan este tipo de experiencias con frecuencia. Quizás sus motivos no son exactamente los mismos, ya que, para ellos, probablemente hacer cursos de inglés en verano supone pasar momentos divertidos lejos del ambiente familiar pero rodeados de otros niños con los que pasarlo fenomenal.
Estudiar inglés en el extranjero

Lo parte más interesante de este planteamiento por los miembros de la familia es que se puede conseguir unificar los objetivos de padres e hijos y, gracias a los programas de empresas como Lenfex, aprovechar este interés mutuo por aprender fuera del país.

Una miniestancia escolar en Reino Unido es un curso ideal para aquellos que viajan por primera vez allí para aprender el idioma. Tiene una duración de ocho días y se imparten veinte clases semanales para practicar gramática y expresión oral.

Los alumnos se alojarán en una familia junto con otro u otros dos compañeros y esto les permitirá, además, conocer la cultura del país. Esta, sin duda, es otra ventaja que ofrece viajar fuera para adquirir el conocimiento de otro idioma. Por supuesto, el programa estará supervisado por un mínimo de dos profesores que realizarán los ajustes que consideren para obtener una formación de calidad y una experiencia óptima.

En el Reino Unido hay varios destinos de interés que puedes elegir según tus preferencias: desde Londres que es uno de los lugares más seleccionados, Edimburgo, Dublín, Canterbury, hasta Malta, uno de los destinos que en los últimos años ha tenido una demanda creciente.