estudiantes-miniestancias

Comenzamos la temporada de miniestancias  escolares y con ella ¡nuevos viajes, nuevos destinos y nuevas aventuras!

Es hora de salir del nido y vivir una experiencia que sin duda será inolvidable.

Experiencia en el extranjero

Viajar aporta a los niños grandes beneficios para desarrollarse social y emocionalmente, y les genera una nueva actitud ante la vida y hacia los demás. Para la mayoría de personas, viajar tiene efectos muy positivos y los niños no son una excepción, a través del viaje, disfrutan de buenos momentos con las personas que les acompañan en esta experiencia, desarrollan un pensamiento más racional, reflexivo y crítico y, además, adquieren nuevos valores y habilidades emocionales y sociales. Las diferentes situaciones que vayan apareciendo durante el viaje, fomentarán la capacidad de adaptación, la flexibilidad y la paciencia de los niños. También, y no menos importante, permitirán experimentar la toma de decisiones para encontrar soluciones a los obstáculos que vayan apareciendo.

Viajar y aprender idiomas

En Lenfex  apostamos por este tipo de programas para las primeras salidas de nuestros alumnos, una forma perfecta para mezclar diversión con aprendizaje  y es que en este tipo de viaje no solo irás con tus compañeros a divertirte, sino que encima estarás completamente inmerso en una familia con otro tipo de cultura con la que tendrás que interactuar diariamente aprendiendo el idioma.

El inglés es considerado actualmente el idioma más importante a nivel mundial, ya sea para aquellos que lo hablan como primera lengua o aquellos que lo hablan como segunda lengua. En este sentido, se puede decir que el inglés está presente en casi todo el mundo y es considerado el principal elemento de comunicación entre culturas muy diversas que comparten pocos o ningún rasgo en común. Además del inglés tienes la oportunidad de practicar francés o alemán, dos de los idiomas más importantes en la actualidad aparte del inglés.

¿En qué consisten las miniestancias?

Las miniestancias escolares están organizadas por el centro académico, junto con la colaboración de Lenfex. Durante toda la estancia los alumnos están acompañados de sus profesores, que estos a su vez están en contacto directo con el equipo Lenfex y la Escuela de destino.

Estos viajes son perfectos para la primera toma de contacto, viajan al extranjero por primera vez de forma muy controlada (lo que se pretende es que se quiten el miedo y quieran seguir viajando en un futuro), están acompañados en todo momento y jamás se sentirán desprotegidos.

El programa

El programa estándar de estas salidas, consiste en 8 días de viaje a un país extranjero (Irlanda, Reino Unido, Malta, Francia o Alemania), en los que incluimos un curso del idioma elegido (inglés, francés o alemán), material didáctico, tasas y certificado final de aprovechamiento del curso, estancia en familias nativas con pensión completa, programa de actividades vespertinas y de día completo con entradas, billetes de avión ida y vuelta con facturación de maleta, transfer ida y vuelta desde el aeropuerto de destino al punto de encuentro con las familias, traslados necesarios en destino, seguro médico y de responsabilidad civil y finalizando con el acompañamiento de mínimo dos profesores del centro.

Para este programa contamos con una amplia variedad de destinos que cada centro educativo elige, además de dar la posibilidad de elección de fechas para el viaje. Desde Lenfex ponemos muchas facilidades para que cada salida sea lo más favorable posible, tanto para el colegio o instituto, como para los alumnos y profesores.

Destinos de viaje para niños

Entre los destinos que ofertamos, encontrarás Winchester, Canterbury, Chester, Totnes, Londres y Edimburgo en Reino Unido. Dublín, Bray y Kilkenny en Irlanda. Malta, Aix-en-Provence en Francia y Augsburgo en Alemania. Además ¡tenemos dos nuevos destinos perfectos para nuestros alumnos! Por un lado, tenemos Cork en Irlanda, ocupando orgullosamente una isla en medio del río Lee. A pesar de ser una ciudad, tendrás la sensación de estar en un pueblo: la vida es relajada y no hay demasiadas preocupaciones, es agradablemente compacta, acogedora y con un mordaz sentido del humor. Por otro lado, tenemos Athlone, es una población situada casi en el centro de la isla donde se ubica la República de Irlanda, en la frontera entre los condados de Roscommon y Westmeath.

No te lo pienses más y aprovecha esta gran oportunidad, ¡estamos seguros de que no os arrepentiréis!