Aprender alemán en el extranjero

Hoy en día vivimos en un mundo altamente globalizado y tener conocimientos de alemán abre ilimitadas posibilidades. Esta lengua tiene aproximadamente más de 180 millones de germanoparlantes y es oficial en 6 países. Por esto, aprender alemán es una fantástica forma de invertir nuestro tiempo y dinero.

Las principales razones que destacamos en Lenfex para aprender alemán en el extranjero son:

  • El alemán no es una lengua complicada: Aunque parezca increíble la afirmación “El alemán no es difícil de aprender”, es cierto, no es un idioma de los más arduos. De hecho, es muy parecido al inglés, tanto, que si ya lo dominas el alemán te resultará más fácil de aprender.
  • La gran oportunidad de formarte y estudiar en Alemania: Una de las ventajas que más destacamos es poder disfrutar de la inmensa oferta de becas que el Estado Alemán concede para el estudio. Pero para poder acceder a ellas es necesario tener un determinado nivel del idioma.

Por esto, desde Lenfex pensamos que es imprescindible realizar previamente uno de nuestros cursos de alemán de forma que, cuando comiences la beca en el país germano tu nivel del idioma sea el adecuado para adaptarte sin problemas. Además, esta opción te ayudará a mejorar tu nivel del idioma mediante una inmersión lingüística completa.

  • Te abrirá horizontes laborales: Multitud de empresas multinacionales son alemanas. Muchas de éstas, sobre todo las automovilísticas, tienen filiales en España. Por lo que hablar y entender el idioma de procedencia de la compañía puede suponerte un plus a la hora de intentar acceder a un puesto de trabajo en ellas.

Además, existen otras ventajas derivadas de asistir a este tipo de cursos. Ventajas que se encuentran más relacionadas con el campo personal como son:

  • Conocer mundo: Conocer el idioma alemán te permite disfrutar más de los viajes por países en los que se habla este idioma. Es una nueva forma de viajar.
  • Disfrutar más de la cultura: Grandes pensadores y artistas como Mozart, Bach, Freud, Nietzsche eran germanoparlantes. Si conocemos el idioma alemán seremos capaces de descubrir y disfrutar de las obras de estos pensadores en su idioma original así como entender los distintos matices que los autores querían transmitir y que al traducirlos al español se pierden.
  • Superación y satisfacción personal: Aprender un idioma conlleva un esfuerzo y por esto sólo debe aparecer en tu lista de logros personales y en tu currículum.

Con todo lo que te hemos dicho, ¿te animas ahora a estudiar alemán?