alumnos en clase de ruso

Es imposible dar una cifra exacta de los idiomas que existen en el mundo, pero se calcula que son alrededor de 7.000 idiomas diferentes los que existen. Pero, ¿sabías que el 90% son hablados por menos de 100.000 personas? Teniendo en cuenta esto, ya sólo nos quedan unas 700 lenguas que podríamos estudiar, ¡casi nada!

En España, según los últimos datos de Eurostat, solo uno de cada cuatro estudiantes de secundaria aprende dos o más idiomas, un porcentaje que nos separa de los países nórdicos y centroeuropeos y que nos sitúa a la altura de otros mercados mediterráneos como Italia. Así que, de 700 lenguas, nos tendremos que quedar con la elección de unas pocas, ¿cuáles escoger?

Las motivaciones para estudiar una lengua pueden ser infinitas: ¿Laboral o personal? ¿Hablar el idioma que sea más demandado en el mayor número de trabajos? ¿Descubrir la lengua nativa de esas películas o libros que tanto te encantan? ¿El que mayor potencial de futuro tenga? ¿O el que te permita relacionarte con el mayor número de personas? Sabemos que es una decisión tan subjetiva que no tendríamos espacio suficiente para enumerarte la cantidad de razones que se te pueden plantear cuando lo pienses. Pero tranquilo ¡vamos a ayudarte!

Aprende un idioma que mejore tu carrera

Uno de los aspectos más gratificantes cuando aprendemos una lengua es que nos ayude a avanzar en nuestra carrera profesional. Mejoraremos nuestras calificaciones, aumentaremos el número de oportunidades laborales que se nos planteen, obtendremos un mejor sueldo, e incluso si aprendemos realizando cursos de idiomas y prácticas en empresas del extranjero podremos añadir la experiencia internacional a nuestra vida laboral.

En la actualidad el 90% de las ofertas de empleo de nuestro país exigen conocer y dominar, al menos, algún otro idioma más allá del materno. En el caso de mandos intermedios o de cargos de alta dirección este porcentaje aumenta. Por eso creemos que aprendiendo idiomas se mejora tus competencias laborales y se consiguen mayores oportunidades.

Conoce una lengua que te interese de verdad

Que te guste el idioma que quieres aprender es fundamental. Y es que poder ver tu serie favorita en versión original, leer a un autor sin necesidad de traducciones o entender la letra de las canciones que más escuchas son razones que pueden motivarte a escoger un idioma y a seguir adelante cuando te atasques en su aprendizaje.

Estudia un idioma que vayas a usar

Seguro que te gusta viajar ¿Y cuál es el idioma que más se habla en aquellos países que piensas visitar? Aprender un idioma que sea práctico y que nos ayude a hablar con los nativos que nos vayamos a cruzar la próxima vez que hablemos, quizá sea uno de los mejores motivos para elegir un idioma u otro. Poder sumergirte en la cultura, preguntar las dudas que se te planteen o comprender sus expresiones cotidianas harán que te encuentres más seguro al viajar y no te sientas un completo forastero.

El inglés puede servirte para gran parte de grandes capitales, pero no es la panacea del viajero. Por regla, cuanto más complejo sea nuestro itinerario, más necesitaremos aprender un poquito del idioma del país en cuestión.

Si ya sabes inglés y quieres sumar un idioma más, hay que pensar en qué zona geográfica estamos más interesados. Algunas opciones son:

  • El francés nos abre todo el África occidental, un gran número de islas del Caribe y del Pacífico, como la Polinesia o Nueva Caledonia, la Guayana Francesa en Sudamérica, Canadá y Saint Pierre et Miquelón. Hay además islas en el Índico como Mayotte o Reunión. El francés cuenta con muchos hablantes en países que alguna vez estuvieron bajo su dominio, como Siria y Líbano en Medio Oriente, o Laos y Camboya en el Sudeste Asiático.
  • El ruso puede hacerse entender con casi toda Europa del Este, sin interrupciones se puede llegar hasta China, encontrando ruso parlantes en Azerbaiyán, Armenia, parte de Asia Central y Mongolia.
  • Si te decantas por el árabe podrás comunicarte con los habitantes de unos 22 países entre los que encontramos Marruecos, Túnez, Libia, Egipto. Sudán, Jordania, Siria, Líbano, Arabia, Yemen, Omán o Emiratos.

¿Qué idioma se habla en Australia además del inglés? ¿y en Alemania o Reino Unido? Aprende dos idiomas en un mismo país

Cuando te decantas por estudiar un idioma, el siguiente paso es dónde hacerlo. Sabemos de las ventajas que tiene aprender un idioma en el extranjero gracias a la inmersión lingüística: aumentar la habilidad para comunicarse oralmente, mejorar la seguridad al hablar el idioma, descubrir la cultura y empaparse de ella, motivarse para seguir aprendiendo, etc. Un sin fin de razones que, a la hora de decidir estudiar otras lenguas, nos lleva a plantearnos si es mejor escoger una academia aquí o una academia de idiomas en el extranjero.

Una vez tomada la decisión de hacer las maletas y zambullirse en esta gran experiencia que nos va a poner en contacto con hablantes nativos y nos va hacer vivir situaciones que mejorarán nuestra destreza lingüística, es hora de escoger donde aprender el idioma escogido.

¿Y si además de estudiar la lengua nativa de nuestro destino aprovechamos para aprender un segundo idioma? ¡Tranquilo, no nos hemos vuelto locos! Imaginemos que hemos decidido aprender alemán y nuestro destino es Berlín. Allí además de estudiar la lengua germana es posible aprender turco. Y es que esta es la segunda lengua más hablada en el país con más de 2 millones de turcos censados. Gracias a los flujos migratorios, este efecto también ocurre en Australia, donde además del inglés se habla el italiano, el griego, el cantonés y el árabe.

Pero, aunque curioso, no es un dato aislado. En muchos países se da la situación de encontrarte con un gran número de habitantes que tienen una lengua nativa diferente a la del país en el que viven y que, sin duda, nos puede ayudar en nuestro objetivo de aprender idiomas.

Si nos vamos a Francia a aprender francés, a los Países Bajos a aprender el holandés, a Italia a estudiar el italiano o el sueco en Suecia, también tendremos la oportunidad de practicar el inglés. Lo mismo ocurre en Rumanía, en Serbia o en Eslovaquia, países donde, por motivos históricos, el segundo idioma más hablado es el húngaro.

Por el contrario, en Reino Unido no solo podremos aprender inglés. Además de encontrarnos con nativos angloparlantes, será fácil que nos crucemos con algún polaco que esté dispuesto a enseñarnos su lengua materna, ya que, gracias a su millón de personas censadas en este país, el polaco se ha convertido en la segunda lengua más hablada.

Ahora ya no tendremos que decantarnos por escoger solo un idioma que estudiar en el extranjero. Si viajamos hasta ese país ¡nuestras oportunidades se multiplican!

¿Qué ventajas tiene el inglés como idioma frente al resto?

Aunque a veces el motivo para estudiar un idioma en el extranjero sea simplemente lo bonito que nos parece o lo que nos encanta la cultura del país en el que se habla, en Lenfex sabemos que, en otras ocasiones, impera la realidad. Solo hace falta echar un ojo a uno de los requisitos fundamentales en las ofertas de trabajo: inglés. Está claro, aprender inglés hoy en día nos va a facilitar la vida laboral y académica. Pero, ¿qué otra ventaja tiene saber inglés frente a otros idiomas?

Además de ser la tercera lengua más hablada del mundo, el inglés es un idioma fácil de aprender. Sí, es fácil. Sin declinaciones ni conjugaciones, la gramática está de nuestra parte. No tenemos que diferenciar entre masculino o femenino, ni preocuparnos por si una palabra lleva tilde o no. Además, la estructura de sus frases es muy sencilla y en muchas ocasiones la solución más simple es la mejor.

En cuanto a la práctica, sin duda es uno de los idiomas que más fácil nos lo pone. Tanto el cine, como la literatura o la cultura musical que más consumimos está inglés. Lo que nos permite encontrarnos con un montón de recursos que nos motivarán para seguir aprendiéndolo.

Es el idioma oficial en 70 países del mundo, lo que nos va a permitir viajar sin problemas a estos y otros muchos más lugares donde es la segunda lengua más hablada. Esto significa descubrir rincones sin miedo a que no nos entiendan o a no poder comunicarnos de una manera efectiva, y a poder practicarlo en destinos increíbles que abrirán nuestra mente a nuevas experiencias ¿Por qué sino lo clasifican como el idioma universal?

Y sí, también es el idioma universal de Internet. Más del 80% de la información almacenada en ordenadores del mundo se encuentra en inglés. Por lo que aprenderlo nos va a facilitar el acceso a estas fuentes de conocimiento, además de a numerosas publicaciones técnicas y científicas que no solo nos van a ayudar profesionalmente, sino que nos van a permitir aprender más y a mejorar nuestras habilidades.