Estudiar inglés en verano

El verano es la estación perfecta para hacer algo diferente y que nos haga vivir una experiencia inolvidable que recordaremos para siempre. En Lenfex nos importa la educación de nuestros alumnos, pero al mismo tiempo queremos que disfrutes de tu verano, por eso proponemos uno de nuestros programas más populares: los cursos de verano en el extranjero.

Aprender inglés es uno de los requisitos fundamentales en la actualidad y, sin duda, la mejor manera de hacerlo es viajando a un país donde se hable este idioma. ¿Por qué? Porque tendrás que hablarlo en tu día a día, conocerás a gente con la que te tendrás que comunicar en inglés, te familiarizarás con los acentos.

Con nuestros cursos de verano en el extranjero tendrás la oportunidad de aprender inglés al tiempo que vives una experiencia inolvidable: harás nuevos amigos, conocerás otra cultura y tendrás la oportunidad de visitar otro país.

En Lenfex tenemos muchos países donde podrás realizar tu curso de inglés, sin embargo, hoy queremos centrarnos en hablar de las ventajas de hacer un curso de verano en Irlanda.

Ventajas de aprender inglés en Irlanda

Irlanda es un país mágico. Conocida como la “isla esmeralda”, sin duda, es uno de los destinos más atractivos para nuestros estudiantes. Su gente y sus paisajes naturales llenos de belleza hacen de este país un destino que te conquistará.

Además, nuestros cursos de verano cuentan con una amplia oferta de destinos donde podrás aprender inglés al mismo tiempo que conoces una cultura tan rica como la irlandesa.

  • Dublín. La capital de Irlanda es una ciudad que te conquistará en cuanto llegues allí. Su gente y sus lugares tan acogedores te harán sentir como en casa. Además, podrás visitar los lugares más emblemáticos de esta encantadora ciudad. Eso sí, es posible que alguna vez tengas que abrir el paraguas.
  • Kilkenny. Esta ciudad es la capital de Kilkenny, situado en el sudeste de Irlanda y muy cercana a la capital, tan solo tardarás una hora y media en llegar a Dublín. Se trata de una de las ciudades más antiguas del país, muy bonita y perfecta para dar largos paseos. Además, cuenta con numerosos monumentos, pubs, restaurantes y una gran diversidad de actividades para que los alumnos disfruten de una experiencia inolvidable. Kilkenny es pequeño y acoger, podrás ir andando de un sitio a otro y recorrer sus encantadoras callejuelas de tiendas y casas preciosas.
  • Sligo. Sligo es la capital del Condado de Sligo. Se trata de una localidad pequeña, pero llena de belleza y encanto. Es uno de los centros históricos, culturales, comerciales y de servicios del condado. Es, además, un destino de gran atractivo turístico ya que está situada en un enclave natural de gran belleza.
  • Kanturk. Esta ciudad del noroeste de la provincia de Cork es una pequeña y amigable población con una personalidad única. Está muy bien conectada, pues se encuentra tan solo a una hora de distancia de ciudades como Cork, Tralee, Limerick o Killarney. Se trata de un lugar muy accesible, de calles preciosas. Si realizas el curso de verano aquí tendrás que visitar la antigua plaza del mercado y sus dos puentes de piedra. Por supuesto, imprescindible es conocer el magnífico castillo de Kanturk, una de las estructuras más grandes de la zona y uno de los principales atractivos de la ciudad.
  • Waterford. Se trata de la ciudad más antigua de Irlanda, fundada en 914. Waterford te sorprenderá gracias a su historia y cultura tan variada: antiguas creaciones vikingas, construcciones normandas y vastas extensiones de cristal inmaculadamente elaborado. Es una ciudad que se caracteriza por sus edificios de colores y callejones laberínticos.
  • Athlone. Esta pequeña localidad está situada en el centro de Irlanda, entre los condados de Roscommon y Westmeath. Junto al río Shannon, es un destino auténtico ya que se sigue respirando la cultura y la tradición irlandesa. Si haces el curso de verano en Athlone no puedes dejar de visitar de St. Peter and St. Paul y su castillo.
  • Tralee. Capital del condado de Kerry en el suroeste de la isla, Tralee está ubicada en una bahía, por lo que tiene unas impresionantes vistas a la playa y a las montañas que la rodean. Con el paso de los años, esta ciudad ha alcanzado un gran nivel cultural y turístico. Es una ciudad que se ha convertido en referencia y punto imprescindible para visitar por sus diferentes lugares y monumentos históricos, entre los que se encuentran el Museo del Condado de Kerry, la Iglesia de Saint John, el Town Park, el Teatro Siamsa Tire, entre muchos otros.

Irlanda es un lugar especial, lleno de magia y encanto, que te conquistará desde el primer momento. Con nuestro curso de verano en Irlanda aprenderás inglés mientras descubres una de las culturas más fascinantes del mundo. No lo dudes, ¡la isla esmeralda te está esperando!