Segunda semana en Kanturk

Ya llevamos en Irlanda algo más de una semana y ya estamos todos adaptados a nuestras familias y al nuevo lugar.

En las clases de la mañana vamos mejorando mucho y en las actividades de la tarde nos lo pasamos bastante bien, hasta hemos intentado aprender a tocar el Tin Whistle, un instrumento típico irlandés. También practicamos algún deporte irlandés y visitamos sitios muy bonitos de los alrededores.

El sábado pasado tuvimos the Titanic Experience: nos dieron un personaje y, por desgracia, algunos no sobrevivimos al naufragio (jajajaja), el pueblo donde estaba se llamaba Cobh y era realmente bonito.

También hemos visitado la ciudad de Cork y otro día the Blarney Castle en el que pudimos besar la piedra mágica para ser perfectos oradores el resto de nuestra vida, y disfrutar, desde la torre, de la vista de sus magníficos jardines.

Pero lo mejor ha sido ir al Aquapark de the Ballyhass Lake, donde había toboganes y colchonetas en el agua y nos lo pasamos increíblemente bien. A los niños les encantó y quieren repetirlo.

Los niños están muy bien, se sienten muy a gusto y han hecho piña entre ellos y con el resto de grupos con los que coinciden en clase. Les está gustando mucho la experiencia.

¡Si quieres pasar un verano diferente mientras aprendes un idioma conoce nuestros cursos de verano en el extranjero!